Nuestros escritores

José María Brun Samitier

Hijo, nieto, bisnieto, tataranieto, chozno de vecinos de El Grado desde al menos mediados del siglo XVII, José María Brun Samitier nació en Sariñena, en el año 1928, en uno de los traslados de su padre Antonio.

Su madre, Trinidad, estaba emparentada también con diversas familias locales, como los Bafaluy.

Recorrió distintos pueblos durante su infancia hasta recalar en Sabadell, una vez concluida la Guerra Civil, donde vivió hasta su fallecimiento acaecido en el año 2001.

José María era una persona familiar, trabajadora y responsable, amante de la lectura y de la historia, que recordaba con frecuencia los veranos pasados en el pueblo en su adolescencia.

Trabajó como administrativo y, una vez jubilado, pudo dedicarse por completo a su gran pasión: el estudio de sus raíces. Fruto de ese trabajo, y con la inestimable ayuda de su esposa Carmen Gasca, se convirtió en cronista local cuando el Ayuntamiento de El Grado publicó en el año 1999 su libro Apuntes contra el olvido, sobre la vida, historia y costumbres del pueblo. Fue su última voluntad ser enterrado en el cementerio de El Grado.

El pueblo le dedicó la inaugurada Fuente de la Burballa en el año 2003. Sus descendientes donaron su extensa colección de libros aragoneses a la biblioteca local en el año 2012.

Cerrar menú